5 años de -no parar-

La palabra con la que empiezas tu mañana suele ser una que denota la falta de energía enorme que requieren los sueños complejos, frases como “que flojera ya es lunes” “ya vamos a mitad de semana” o “ya solo falta un día”, son expresiones que inyectan dentro nuestro energías obscuras, mismas han hecho ya sobre nuestras metas una costra abstracta que nos hace verlos lejos.


Pero de no parar se trata cuando quieres ver tus proyectos crecer, llegar a su adolescencia y cruzar los miedos más extraños, algunos miedos no sabías incluso que existían, son como pequeños monstruos esperando en el rincón del éxito para irse encima tuyo.



Luis sin embargo tomó un mandil, despertó una mañana y eligió no detenerse, cerró sus ojos y empezó a caminar con unas cuantas mesas, algunos platos y junto con Vale solo no han querido parar, un 22 de enero del 2016 pintaron su logo a mano en la pared de una casa y con el terror que conlleva abrieron las puertas de uno de los proyectos que hoy decoran a mi ciudad con su esfuerzo.

5 años han transcurrido desde aquella mañana de invierno, sin saber cuanto entraría a su caja y cuantos platos tendrían que lavar ese día, un pequeño proyecto que con las lagrimas a tope ha sabido reconstruirse una y otra y otra vez, 5 años desde aquel día en el que dijeron: “hagamos esto por amor” Luis con el mandil en la mano llegó esa noche a su casa, agotado, nervioso pero con la nostalgia a tope, el sabía que lo había logrado, que uno de sus máximos sueños en su vivir había llegado al comienzo.
La Gusgueria del barrio había nacido y nadie tenía en mente que ellos hoy serían de lo mejor que tiene Hidalgo.

Un bello significado

Gusgueria viene de aquel termino Gusguear: palabra que se utiliza para dar a entender que comerás algo por el puro mero antojo de comerte algo, ejemplo: golosinas, antojitos, o para nosotros los mexicanos, alguna chatarra callejera, por lo que en el nombre denotan sus ganas de alimentar no por la necesidad de hacerlo, si no por su magia al compartir la mesa con quienes han crecido con ellos y juntos llegar a nuevos sueños.

La vida como la conocimos dejó en el fondo un completo vacío emocional, al día de hoy seguimos cosechando a nuestros familiares y la contingencia ha creado más de 15mil muertes restauranteras tan solo en CdMx, con todos esos miedos, Vale y Luis han hecho todo por su equipo, lo han cuidado de tal manera que hoy en medio de un desastre mundial La Gusgue llegó a sus 5 años, en medio del dolor nacional, mundial y al mismo tiempo local han logrado metas nunca antes soñadas como llegar al reconocimiento publico de listas exigentes en el sector gastronómico.

Hoy como todos sus cercanos se de manera directa que todos los ataques de panico que hemos vivido juntos han dado buenos resultados.

Luis! Vale!
Apenas estamos empezando!

La sonrisa.

Un ingrediente vital para quienes conocemos de cerca la estufa de Luis, tantas carcajadas han llegado ahí, tantas bromas comentadas en la flama de su cocina, donde ellos solo son, en ese instante mientras cuidan el hervor del agua y sus chicos están preparando el postre al otro lado de la pared.
Un pequeño titán que aún no termina por levantarse por completo pero que sin dudarlo ya esta a una rodilla sobre una de las avenidas más viejas de la ciudad, La Gusgue ha tenido el privilegio de compartir esas carcajadas con insignias de la comida nacional. Ellos solo así, sabemos que tienen un futuro que les exigirá morir y llorar lo que no han llorado por lograr que su sueño se ponga de pie y comience a caminar como niño grande en el mundo de los adultos.

Las metas


Existen sueños que no se logran con el esfuerzo individual, en infinidad de ocasiones requieres de personas que se vuelven parte de ti, son esa voz poderosa que constantemente susurra a tu alma “no te detengas” o “vas bien, dolerá pero vas bien, no pares” muchas ocasiones esa voz que revive el alma para volver a enamorarte de tus sueños proviene de tu pareja, en otras tantas es un soci@, o incluso un amistades que se transforman en algo sin etiqueta, no caben en la definición de amistad, pero tampoco de familiar, o pareja, solo existen voces en el camino que se adhieren honestamente e inyectan la fuerza para no frenar.

ellos son uno

Luis tanto que decir como sentir como probar.

La vida nos ha llevado a tener un recorrido de hoy ya más de 12 años, nos hemos visto crecer, los dos nos hemos visto en medio de corajes, limpieza y mandiles que nos causaron vergüenza, pero hoy sin entender exactamente el día o la hora que comenzamos a reír juntos festejo tus logros, nos molestamos mutuamente y como toda relación también nos enfadamos al mismo tiempo, pero todo eso ocurre por lo cercanos que somos. 4 años retratando tu sonrisa chueca me han llevado a conocerte en el fondo de la olla más sucia que pudieras llegar a tener en tu estufa.

Se que vas (van) por buen camino, que su visión seguirá puliendo tus sabores y técnicas. Se sin dudarlo que los logros no se obtienen en medio de las mejores condiciones, si no todo lo contrario, los mayores logros se construyen en las condiciones más extrañas posibles.

Felices 5 años (un año que nunca nadie olvidará)

Los quiero así como mi amor y odio puede querer, gracias siempre por tanto. (El inicio de http://www.foodphotography.mx)

Seremos siempre todo aquello que nos propongamos construir, unicamente sin parar lo lograremos, ya sea en el mundo del sabor, o en el mundo visual, somos todo aquello que deseamos ser y hoy festejo con ustedes los 60 meses más difíciles de sus vidas pero lo más plenos también.

Nunca paren queridos Gusgues.

Siempre aquí un loco visual de 1.86mts que ama su canon frente a la estufa.
Gracias por tanto
Atte.
abori