La receta (Terrible el talento).

Recuerdo un horrible momento en el que alguien decía “yo tengo la receta” justo antes de tirar la charola recién montada con comida y bebida, la verdad también es un recuerdo muy divertido, ya que nos dio material para reír varias veces. Sin embargo “yo tengo la receta” no se refería a algo en el menú, ese día hablábamos de cómo resolveríamos algunas complejidades que nuestra barra de café (si, viví detrás de una barra de café mucho tiempo) presentaba con algunos clientes.

Nunca ocurrió una buena solución, y sabes ahora entiendo que definitivamente no funcionarían nuestros métodos, ya que ninguna de las soluciones pensaba en el beneficio del comensal, más bien, pensaba en la practicada para el barista.

#DavidHieatt dice en unos de sus libros algo muy importante al respecto de las marcas: “Tu personal es marca” y la marca siempre debe de tener muy claro que la experiencia va primero que todo lo demás. Nunca importará que tantos reconocimientos o galardones tengas colgados, si tu equipo no tiene el tacto y la humildad para entender que por sobre todas las cosas primero es la experiencia del cliente no sirve de nada toda la infraestructura, todo el “branding”.

La receta no se trata de tenerla escrita, la vida tiene un denominador común, los valores que rigen tu marca, son los mismos que realmente rigen tu vida, es esto lo que está en tus manos para seguir avanzando o ponernos el pie, es muy sencillo comprobar que si somos amables con nuestro entorno, el entorno nos devolverá cosas buenas, las nuevas generaciones tienen cada vez menos tolerancia a la frustración, y esto es por dos factores, esta se da por una falta de ánimo en las personas y después por una sobre valoración de su talento, hemos caído en el error de suponer que “mejorar” no cuesta ni dinero ni tiempo ni dolor. Hemos educado a una generación que no comprende el concepto de “aguante”, #ToniNadal nos enseña que el talento crece en la calma y el carácter que viene de la mano para poder crear a niveles más altos se forja con hechos. Las habilidades físicas las puedes modificar todo el tiempo y uno necesita entender que en tu equipo no todos podrán ser el número 1 y es necesario comprender que como líder de un equipo es importante que tengas la capacidad de acomodar a cada miembro en su lugar ideal.

La mejora siempre es necesaria pero también es siempre posible, ya que el talento inicial solo tiene una importancia relativa, tenemos muchos casos de éxito que no tenían un gran talento, triunfaron por que son disciplinados y aman el trabajo.

La receta que todos deberíamos de saber reproducir es solamente la de saber que si queremos avanzar para dar una gran experiencia en nuestras empresas al cliente, únicamente debemos prepararnos para la dificultad en el proceso de saber que toda nuestra formación debe de apuntar al futuro. Y este definitivamente no será sencillo pero si hermoso cuando aceptas que ese será nuestro por venir.

Recuerda, nunca seremos lo suficientemente buenos. #BonitoTodo