Eve y mi admiración.

Constantemente me encuentro probando y tomando fotos de las cafeterías de una calle muy concurrida en mi ciudad, en una de esas cafeterías conocí a Eve, una barista que en un principio sabes que no puedes saludarla de forma muy amena por que da esa sensación de que podrá correrte de su maquina, o muy problamente te vea con una mirada de “no quiero”, pero apesar de no ser el ideal de relación al conocerla, sabes que esconde, y esconde mucho.

Una chica de Sahagún, ciudad congelada en el tiempo, y a la que probablemente medio país no le tenga mucha esperanza, sin embargo me ha demostrado en ocasiones que el talento emerge de lugares cuyo desarrollo cultural se quedo escondido entre los libros de bibliotecas y con Eve no ha sido la excepción, barista cuya mirada la tiene llena de fuego, y las manos llenas de talento nato, sabe lo que quiere, lo defiende y eso, eso es de admiración.
Eve será comunicóloga muy pronto y definitivamente esperamos mi crew y yo con ancias para que quiera hacer cosas con el #MonsterTeam audiovisual.

Eve gracias por ser ejemplo de fuerza para todo tu entorno, a nuestra ciudad le hacen falta personas llenas de fuego en la mirada.
IMG_1132Conocer tanto talento alrededor de mis calles es algo que me ha llevado a enamorarme de la ciudad en la que me encuentro noche a noche bebiendo café, ese veneno que nos hace conocer personas asombrosas en el proceso de beberlo como ritual creativo.